para localizar cualquier contenido publicado en esta web
( documentos,publicaciones, imagenes etc.)

D. Leandro Perdomo Spínola (1921-1993)

LEANDRO PERDOMO SPÍNOLA (1921-1993)

HIJO ADOPTIVO DE TEGUISE

PERIODISTA Y NARRADOR

 

 

Don Leandro afirmaba en sus trabajos que el era de TEGUISE, de su tierra, y que allí habría de vivir y morir. Un asiento de envidiable orgullo; saber donde se quiere vivir y saber donde habrá uno de convertirse en tierra de la propia tierra suya, (N.A. 1972).

 

Leandro Perdomo Spínola, nace en Arrecife, 21/05/1921, y fallece en Teguise, 15/06/1993.

Sus padres, Lorenzo Justiniano Perdomo Brito (1884-1950), natural de Teguise y vecino de Arrecife; y, María Dolores Spínola Ramírez (1887-1970), también  natural de Teguise. Abuelos paternos, Francisco Perdomo Betancort (1850-1910), natural de Teguise y Sixta María de la Encarnación Brito Bonilla (1852-1931), natural de Máguez, hija y heredera del indiano del Peñón D. Marcial Borges. Abuelos maternos, Francisco Spínola Gómez (1854-1933), natural de Santi Spiritu (Cuba) y vecino de Teguise y Juliana Ramírez Vega (1856-1911), natural y vecina de Teguise. Su esposa, Josefina Ramírez Machín (1925-1989), natural de Tenerife, (concertaron matrimonio, en 1948). Hijos, Leandro, Justiniano, Alejandra, Baldomero (Manolo), Marciano y Juliana.

Obra periodística y literaria de Leandro Perdomo:

Leandro Perdomo fue ante todo un extraordinario narrador, un estupendo cronista de la calle, ansioso de reflejar con crudeza los ambientes que le tocó transitar, y al mismo tiempo, siempre refractario a cuanto se podía interpretar de localismo, tanto en su modo como en el espíritu de gesta de sus crónicas. La mística y la picaresca hermanadas, aunque parezca un contrasentido. Sus crónicas de denuncia son leídas en los diarios canarios de mayor tirada o en sus míticos y recordadísimos periódicos: “Pronósticos” y “Volcán”. Publicó seis libros, purísimo reflejo de la realidad canaria.   

F. Lope-Zedda (1956), lo integra en lo que él llama la “Generación del 45”. Reconoce que tras un periodo largo y baldío, con la publicación de la novela de Víctor Doreste “Faicán” ,(1945), se inicia una nueva era de Oro de la Literatura Canaria de la que son valores destacados junto a Víctor Doreste, Ventura Doreste, Servando Morales, Leandro Perdomo y Pino Ojeda. Afirma el autor,”Estas figuras han roto moldes añejos; han traído una forma de literatura que se echa fuera, siquiera someramente, de lo rutinario y convencional. En este desierto literario isleño de los últimos lustros…Ventura Doreste, Servando Morales, Leandro Perdomo, Víctor Doreste, Pino Ojeda..son como las dunas de este desierto. Son hombres que en un ambiente amorfo, gris, impropicio, que quiere tenderles un manto común, se han rebelado y medio se han impuesto. Han luchado contra la mediocridad y, hasta ahora, no han sucumbido”.

Leandro Perdomo, inicia su labor literaria como director de una “Hoja Deportiva”, promovida por D. Alfredo Morales. Luego, funda “Pronósticos” (semanario lanzaroteño que surge el 1/1/1946 y se extingue el 26/3/1948). Comenzó como una hoja meramente deportiva y, se convirtió rápidamente en un semanario de opinión general incluyendo en sus páginas a la intelectualidad de la isla en aquellos momentos. Tuvo que trasladar la edición de su periódico, Imprenta Guadalupe, desde Arrecife a Las Palmas, Imprenta Espino, para conseguir el escasísimo papel de la postguerra (llegó incluso, a imprimir en papel de envolver, por falta de otro material).

En Las Palmas, sus crónicas y relatos se publican en el “Diario de Las Palmas”, “El Día”, “La Provincia”, “Falange” y “El Eco de Canarias”, o las remite a “Antena” de Guito, Guillermo Topham, para los lectores de Lanzarote.

En Las Palmas nacerá su primer libro, “Diez Cuentos”, (1953), ilustraciones de Manolo Millares, Imprenta Ortega, y se revela como un autor nada efusivo, si bien rebosante de ternura y, a la vez, de acerado tono descriptivo (Agustín de la Hoz, Diario de Las Palmas, 20/11/1963). La muerte impera en estos diez relatos, la fatalidad. El autor no especula, afirma unos hechos pero, en el vértice de lo humilde y lo cotidiano, anida un alto sentido humano y pedagógico. J. Sosa Suárez, (1953), “En su estructura, en su clima, apenas hay literatura. Son como osamentas, como peladas voces, como paredes lisas, sin ménsulas ni asideros. Diez cuentos- como los diez Mandamientos-concebidos y labrados a martillazos o a zarpazos. Un mismo hilo conmovedor los mantiene en vilo, agrios y agarrotados”.

“El Puerto de la Luz”, (Las Palmas, 1955), dibujos de Manolo Millares, prólogo de Ventura Doreste, Imprenta Ortega. Reúne crónicas y narraciones, algunas anteriormente publicadas en  la prensa diaria, sobre las múltiples actividades marítimas, industriales, mercantiles y de otra índole del Puerto de la Luz (Las Palmas de Gran Canaria). Ventura Doreste encuentra al presentar este libro “un estilo directo, eficaz casi siempre, tosco y pobre alguna vez, pero adecuado a su aguda aptitud de escritor hondamente inmerso en las más valiosas y puras esencias del pueblo, que no del vulgo”.

En 1957, marcha a Bélgica, acompañado en su aventura europea por el pintor Julio Viera y el escultor Juan Ramírez. Trabajan en la mina de San Quintín, cercana a  Junet (Charlerois), y con  posterioridad él trabajó en las de Goufre. A los dos años y medio, Leandro Perdomo las abandona. Su pecho maltrecho y la sombra de la silicosis  impiden ya su bajada a las minas de carbón. El quebranto de su salud permite resurgir al periodista y al escritor, y así, nace su segundo periódico,“Volcán”, (el periódico informativo de la Cultura y de los deportes; director, Leandro Perdomo Spínola; 8 paginas; edición quincenal, Imprenta A. Beirnaerdt; Bruselas, 6/04/1963), una revista familiar para la colonia hispanoamericana de Bélgica, les recuerda la tierra e informa de cuanto desean saber, una revista que los une ante la adversidad. Fue su director seis años. Tuvo serios problemas con la Embajada de España en Bruselas ante su negativa a cambiar la ideología del periódico, él decía que estaba en “la Belgique libre”. Declara al periodista José Vera Suárez, (1968): “Recibí amenazas de muerte por parte de ciertos grupos políticos, ya que yo deseaba mantener la revista libre e independiente, sin someterme a ciertas presiones ideológicas. Solo quería la unión de todos los obreros fuera de la patria”.  En 1968, su tirada era de 10.000 ejemplares. Se distribuyó en Bélgica, Francia, Alemania, Holanda y España.

Será 1968, el año del regreso.

Tras doce años de ausencia de la isla de Lanzarote, ve la luz un nuevo libro, “Nosotros Los emigrantes” (1969).  Prólogo de Pedro Santonja. Atesora  diez y seis narraciones de los que fueron a Belgica a trabajar en las minas de carbón a más de mil metros de profundidad; el sugestivo mundo de la Exposición Internacional de Bruselas, 1958; los problemas humanos de supervivencia del día a día, la ambición de un porvenir, mezcolanza de razas y un único rezo. Inspiradas en su  travesía, escritas en Lanzarote.

“Lanzarote y yo” (1974), portada de Cesar Manrique, prólogo de Néstor Álamo, patrocinado por el Excmo. Cabildo Insular de Lanzarote.  En el recoge artículos publicados en  la prensa canaria, con un estilo sencillo y profundo y da a conocer su poco conocida vertiente poética. Sus cuentos denotan un amor extraordinario por el ayer y el hoy  de la isla. Describe multitud de aspectos de la vida lanzaroteña y encontramos plasmada su honda preocupación  por conservar las esencias tradicionales de un pueblo rico en tradición.

“Desde mi cráter” (1976), Imprenta Lezcano, ilustraciones de Enrique Spínola González. Sesenta crónicas y un cuento final dividido en diez capítulos. Es difícil incluir muchas de esas llamadas crónicas en este género porque algunas son auténticos cuentos o meras pinceladas de su tierra lanzaroteña. Algunas son inéditas, otras ya han sido publicadas en las páginas de la prensa diaria. Son una selección de sus escritos de los años 1973-74, reunidos bajo la unidad temática Lanzarote, sus gentes y sus problemas. Llevan el sello de la denuncia sincera y valiente de la vida del campesino y en defensa de los intereses de las clases más humildes, (F. Ramírez Suárez, 1976).

“Crónicas Isleñas” (1979), editado Cabildo de Lanzarote, dibujos de Agustín Cabrera Perdomo. Cincuenta y nueve crónicas de temas variopintos pero todos sobre Canarias.

Colaborador habitual desde su fundación de la revista “Lancelot” (1981-1993), primero mensual y luego semanal, publica una pagina en la que desgrana recuerdos, hace reflexiones y, sobre todo nos cuenta historias de la isla, constituyendo tales escritos una muestra de prosa periodística de gran altura literaria y que en Canarias no ha sido suficientemente valorada, ( A. O,Shanahan, 1992).

Reconocimientos del Ayuntamiento de Teguise:

En 1989, el Partido Socialista propone en una moción plenaria (6/07/1989), sea nominado el escritor D. Leandro Perdomo Spínola como Hijo Predilecto de Teguise. Se señala que es “un ser eminente, prototipo del caballero lanzaroteño, especialmente ‘de la Villa de Teguise’  en el que se descubre un reflejo de seriedad, nobleza, razón y austeridad de antaño y la esperanza de valores humanos y eternos”.

En 1991, el Ayuntamiento de Teguise edita el primer número de la revista “Volcán” (con el mismo nombre del periódico editado en Bélgica) y en su presentación es homenajeado el escritor en el Convento de San Francisco, 30/05/1991, Día de Canarias.

En 1989-1993, el Ayuntamiento de Teguise lo propone a las Premios Canarias  por la candidatura de Literatura.

En 1994, el Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Teguise, como Homenaje a D. Leandro Perdomo, convoca la primera edición del concurso de cuentos y narraciones cortas con intención de reconocer la gran labor que ha realizado este Hijo Ilustre de la Villa de Teguise como escritor y periodista.

En 2001, dentro de las Jornadas Canarias 2001, una Exposición sobre la vida y obra de José Betancort Cabrera, “Ángel Guerra”, José Clavijo y Fajardo y Leandro Perdomo Spínola, Archivo Histórico Municipal de Teguise.

2003, homenajeado en el X aniversario de fallecimiento, Mesa Redonda y proyección de audiovisuales, en el Palacio Spínola.

En 2011, el Partido Socialista, reitera su propuesta en una moción plenaria (25/02/2011), para que sea nombrado Hijo Adoptivo de Teguise.

En 2013, se le dedica una sala de la Biblioteca Central Municipal de Teguise. Se le rinde Homenaje a D. Leandro Perdomo, 23/04/2013, Día internacional del Libro, Biblioteca Municipal de Teguise. Se rinde un segundo Homenaje con motivo del XX aniversario de su fallecimiento, 17/12/2013, con proyección de un audiovisual sobre su trayectoria y una conferencia impartida por el Cronista Oficial de Teguise, D. Francisco Hernández Delgado.

En 2014, se rinde Homenaje por el XX aniversario de su fallecimiento, 23/06/2014. Se celebra Mesa Redonda sobre su vida y obra y, una exposición fotográfica. A propuesta del Partido Socialista, es tenida en cuenta la propuesta de nominar como Hijo Adoptivo a D. Leandro Perdomo Spínola por la Comisión Especial de Honores y Distinciones, (21/03/2014), y se decide por unanimidad de los presentes iniciar el expediente de su nombramiento para trasladar a Pleno. Se acordará su nombramiento de Hijo Adoptivo de Teguise en sesión plenaria de 8/07/2014.

 

María Dolores Rodríguez Armas

Archivo Histórico de Teguise

 

GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

 

                                                               

                                             Leandro Perdomo en la Exposición Internacional de Bruselas (1958)

 

Santiago Langós, Josefina Ramírez y Leandro Perdomo en Bélgica

 

 

                                                              

                                           Leandro Perdomo, Juliana Perdomo, y Pedro Santonja en el Bosque de La Cambre (Bruselas) 

 

 

     

La familia de Leandro Perdomo en la casa de Teguise. A la derecha un detalle del mismo patio. 

 

 

Leandro Perdomo con Isidoro en la Caleta de Famara. 

 

 

                                        

                                  Leandro Perdomo con Julio Viera en la Fiesta de la Tortilla (Puerto del Carmen)

 

 

                      

Portadas de algunas publicaciones de Leandro Perdomo.

 

 

                  

                   Leandro Perdomo el día de la inauguración del Archivo Municipal de Teguise, 1990.

Volver a Panteón de Hombres Ilustres

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Aquí encontrar información sobre nuestra política de cookies.